Giesecke & Devrient

Giesecke & Devrient es una empresa alemana con sede en Múnich dedicada a a la fabricación de papel moneda, tarjetas inteligentes y sistemas de manipulación de efectivo.


 

Giesecke+Devrient (G+D) facturó 2.100 millones de euros en su último ejercicio fiscal (1 de abril de 2016 – 31 de marzo de 2017), lo que supone un crecimiento del 4%, respecto a los resultados del año anterior. En este mismo periodo, el beneficio antes de impuestos e intereses (EBIT) creció un 23%, situándose en 125 millones de euros, mientras que el beneficio neto ha sido de 52,5 millones. El grupo alemán ha conseguido aumentar su facturación en todas sus áreas de negocio y este año pondrá en marcha una nueva estructura organizativa para convertirlas en empresas independientes y creará una nueva filial (G+D advance52), para desarrollar su negocio digital.

El centro de I+D+i que GyD Ibérica, filial española de la multinacional Giesecke & Devrient (G&D) tiene en Barcelona, ha sido certificado por el Centro Criptológico Nacional en seguridad digital. Esta certificación permitirá a la compañía realizar proyectos globales que incluyan las más altas exigencias de seguridad, como son el desarrollo de elementos seguros, soluciones y servicios para securizar comunicaciones, datos bancarios, Internet de las Cosas o Smartcities.

Giesecke & Devrient (G&D), en colaboración con CaixaBank, repartirán pulseras wearables para pagos sin contacto, entre los asistentes al MWC 2017. Las pulseras, fabricadas por G&D, son muy ligeras, sumergibles y con un diseño muy  ergonómico.

 En 2021 habrá 936 millones de usuarios de banca digital y pago móvil y las transacciones con estos sistemas supondrán 471.000 millones de euros. Esto supone un crecimiento exponencial si tenemos en cuenta que actualmente el número de usuarios apenas supera los 148 millones de usuarios y los pagos apenas llegan a los 3.000 millones de euros. En MWC 2017, la multinacional alemana Giesecke & Devrient (G&D) presentará las tecnologías que hacen viable, e incluso pueden acelerar, esta expansión, aportando más seguridad, instantaneidad y facilidad de uso en todos los canales.

La facturación fue de 2.010 millones de euros, un 9,7% más que el año anterior, y los beneficios antes de impuestos alcanzaron los 101,6 millones de euros. Estos resultados suponen superar por primera vez en su historia los 2.000 millones de facturación. Las tres unidades de negocio aumentaron su cifra de ventas.