OurOcean2017El sector pesquero europeo, representado por Europêche, y la eurodiputada Linnéa Engström, miembro de los Verdes en el Parlamento Europeo, solicitarán a la Comisión Europea que se elabore una normativa más eficaz que garantice que sólo se importe pescado a la Unión Europa (UE) procedente de flotas sostenibles, tanto social, como medioambientalmente. El anuncio se efectuará durante la conferencia Our Ocean 2017 que se celebra esta semana en Malta.

La solicitud se fundamenta en el hecho de que actualmente muchos productos pesqueros vendidos en los mercados de la UE provienen de actividades pesqueras precarias que no cumplen los requisitos de sostenibilidad ecológica ni respetan los derechos internacionales sociales y laborales de las tripulaciones; requisitos que, paradójicamente, sí se exigen a la industria pesquera europea.

La solicitud a la Comisión considera importante establecer en un futuro próximo un marco jurídico coherente, basado en normas medioambientales y sociales exigentes y aplicables tanto a los productos pesqueros originarios de la UE como a los importados de terceros países al mercado comunitario, incluidos los acuerdos de libre comercio.

Tanto Europêche como Engström basan su solicitud en el hecho de que la UE ha realizado importantes esfuerzos para mejorar la sostenibilidad de sus flotas pesqueras y ha cumplido con el compromiso adquirido en la anterior conferencia Our Ocean (2015) de alcanzar un acuerdo político y crear un nuevo marco legislativo para la gestión sostenible de su flota pesquera externa, que entrará en vigor en 2018.

Esta nueva ley armoniza la expedición y gestión de las autorizaciones de pesca a los buques de la UE que faenan fuera de las aguas comunitarias y a los extranjeros que faenan en aguas comunitarias. Igualmente, todos los barcos de la UE fletados en terceros países, o que operan en ellos merced a acuerdos privados, tendrán que solicitar una autorización bajo una estricta supervisión, lo que garantizará la igualdad de condiciones a todos los buques que operen fuera de las aguas de la UE.

Igualmente, esta nueva ley convierte a la flota europea en una de las más transparentes del mundo ya que la Comisión reunirá todas las autorizaciones en un registro electrónico público y abierto, aspecto altamente innovador en materia de transparencia.

En este sentido, tanto Europêche como Linnéa Engström solicitan a otros estados que sigan este ejemplo y presenten compromisos en esta misma dirección durante la conferencia. El próximo paso será que los estados miembros de la UE incorporen correctamente esta nueva normativa, que sólo funcionara, según Europêche y Engström, si se garantiza que todos ellos aplican el Reglamento, por lo que instan a la Comisión a que adopte medidas, ante las deficiencias identificadas en algunos de ellos.

Por último, Europêche y Engström abogan por la creación de un sistema robusto que disuada de prácticas de pesca ilegal en todo el mundo, lo que requiere, a su juicio, la colaboración de otros Estados para cerrar los mercados a la actividad pesquera ilegal.

En este contexto, en la solicitud a la Comisión se aboga por que las importaciones de productos pesqueros procedentes de las flotas de terceros países incluyan de manera obligatoria el número de la Organización Marítima Internacional (OMI) en los buques de determinado tamaño, dentro de los certificados de captura, para combatir el fraude.

La conferencia Our Ocean reúne a industria, científicos y sociedad civil de todo el mundo en la búsqueda de soluciones conjuntas para la gestión de mares y océanos, en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, iniciada en la Conferencia de la ONU de Nueva York, celebrada el pasado junio. Desde 2014, esta Conferencia ha generado alrededor de 250 compromisos concretos en todo el mundo.