Cepesca

Cepesca (13)

El Congreso tiene los Premios APP, en el sector TIC son reputados los de Accenture y Vodafone, y, gracias a la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), el oficio del periodismo también tiene su reconocimiento en el sector pesquero.

El miércoles 18 de octubre era patente la satisfacción de los seis periodistas y los representantes de los seis medios de comunicación cuyo trabajo diario y, por extensión el de sus equipos, fue reconocido, bien con el galardón de ganador de los Premios de Periodismo y Sector Pesquero Español -una obra cerámica que, con toda la intención, lleva el título de “Mar de Vida”, o bien con el diploma de finalista.

La ceremonia tuvo lugar en uno de los espacios más emblemáticos del Ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente (MAPAMA), el lucernario, y contó con la participación de la ministra Isabel García Tejerina, el secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo y el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, entre otras autoridades; así como con el secretario general de Cepesca, Javier Garat, como maestro de ceremonias.

Y, como no podía ser de otra manera, el acto culminó con una degustación de productos pesqueros. Gambas de Huelva, gambón, bacalao certificado por MSC, merluza de Celeiro con certificado de Friends of the Sea, merluza de Burela, atún rojo de Balfegó y bonito del norte de Opagac, para agradecer la profesionalidad de los galardonados y celebrar una iniciativa que quiere promover el conocimiento del sector pesquero. Para ello, la labor de los medios y los profesionales de la información es y seguirá siendo fundamental.

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) reunió a los medios de comunicación para dar a conocer el Informe del Sector Pesquero Español 2017 un trabajo arduo, si tenemos en cuenta las distintas fuentes de información utilizadas para su elaboración. A pesar de su complejidad, el informe da una idea muy aproximada de las grandes cifras que mueve la actividad pesquera en nuestro país.

Antes de desglosar las cifras, y según comentó Javier Garat, secretario general de Cepesca, durante el almuerzo de prensa, en el sector pesquero como en muchos otros, el atípico año político de 2016 ha tenido un efecto de ralentización del desarrollo legislativo, lo que, sin embargo, no frenó la agenda del sector. De hecho, el sector pesquero es uno de los más activos en cuanto a participación en foros internacionales y en foros de negociación, como consecuencia de que la pesca es una actividad tremendamente regularizada por múltiples actores en, prácticamente, todo el globo. Cabe decir aquí que nuestro país es toda una referencia en el mundo en cuanto a cumplimiento de las normativas pesqueras y todo un ejemplo de pesca sostenible y responsable.

Garat, y como compendio de 2016, indicó que España dispone de una flota de altura y larga distancia bastante adaptada y dimensionada, frente a una flota de bajura que tendrá que seguir afrontando un proceso de adaptación a la gestión de la pesca basada en un reparto de cuotas entre los armadores, gestionadas individualmente o de forma colectiva.

Entrando en las grandes cifras, el sector obtuvo una facturación, por primera venta, de 2.043 millones de euros, según los datos recopilados por Cepesca, y aunque esta cifra hace referencia al año 2015, la patronal estima que en 2016 el sector ha mantenido un volumen de negocio similar. El otro gran dato que mide a este sector son sus capturas, y en 2016 ascendieron a 898.335 Tm, un 4% menos que en 2015.

Por último, las otras dos grandes magnitudes que definen al sector son: el número de barcos (9.299 buques), cifra inferior a los 9.586 de 2015, y los puestos de trabajo que genera. Concretamente, 33.288 tripulantes en 2015, cifra inferior en un 2,6% al dato que se tenía de 2014 (34.168). Por otro lado, si multiplicamos esta cifra por cinco, nos podemos hacer una idea de cuantos puestos de trabajo genera el sector pesquero en nuestro país.

Si ahondamos un poco más en los buques, 8.999 faenan en el caladero nacional, 107 en aguas comunitarias y 194 en caladeros internacionales. Si echamos un vistazo a la balanza comercial del sector, en 2016 España exportó 1.109.022 Tm de productos pesqueros, por un valor de 3.710 millones de euros y los tres principales destinos fueron Italia, Portugal y Grecia. Por su parte, las importaciones ascendieron a 6.482 millones de euros (1.726.569 Tm).

Con estas cifras, España mantiene su posición como primer productor de pesca de la Unión Europea con una cuota del 20% y ocupa el primer lugar tanto en volumen como en valor. Por lo que se refiere a la capacidad pesquera, España posee la flota más importante de la UE en términos de capacidad (GT), con el 23,6% del total, ocupa el tercer lugar de la flota comunitaria en número de barcos, tras Grecia e Italia, con el 11% del total y generamos el 22% del empleo pesquero de la UE.

Por último, en 2016 el consumo doméstico de productos pesqueros cayó un 3,1% respecto a 2015, aunque en valor este decrecimiento es de un 0,9%, probablemente como consecuencia del incremento en el precio medio del 2,3%, que se situó en 7,94/Kg. El informe de Cepesca, apuntaba que, durante 2016, los hogares destinaron el 13,25% del gasto en alimentación y bebidas a la compra de pescado, realizando un gasto per cápita de 202,44 y un consumo de 25,49 Kg por persona y año, un 1,6% mensual del pescado consumido en 2015.

El sector pesquero europeo empieza a organizarse de cara a la negociación del Brexit y esta semana ha nacido la EUFA, una alianza de organizaciones nacionales pesqueras de los nueve países más afectados por el Brexit, y de la que forma parte España a través de la Confederación Española de Pesca, Cepesca. La nueva alianza se ha presentado durante una mesa redonda celebrada en Bruselas bajo el título: Salvaguardar el acceso a las aguas del Reino Unido: qué significa el Brexit para la flota y el empleo de la Unión Europea” y que fue dirigida por el eurodiputado Alain Cadec, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo. 

Pues bien, la nueva alianza ya ha comenzado a medir el posible impacto del Brexit y durante esta mesa redonda expuso que en un escenario “duro”, el sector pesquero europeo podría perder 6.100 puestos de trabajo y una reducción de la flota del 15% (500-600 buques). 

La alianza, básicamente, cree que el Brexit puede tener severas consecuencias en la industria pesquera europea, así como en las comunidades pesqueras y pescadores de la Unión, por lo que exigen incluir la pesca en el mandato de negociación del Consejo a la Comisión Europea. Así lo expuso, durante la reunión, Gerard van Balsfoort, portavoz de la industria pesquera europea, quien añadió que “ya hemos ofrecido nuestro apoyo a los negociadores de la UE para asegurarnos de que nuestras preocupaciones son bien entendidas y, en particular, que cualquier acuerdo de salida garantice el acceso mutuo a las zonas de pesca tradicionales, preserve la actual distribución de TAC y cuotas y establezca un marco de gestión responsable a largo plazo".

A lo largo de la mesa redonda se expresó que es esencial que la UE y Reino Unido definan un acuerdo post-Brexit a largo plazo que beneficie a todos, tanto a la industria europea como a la británica, y garantice la sostenibilidad de las poblaciones pesqueras. El acto sirvió también para repasar los lazos existentes entre Reino Unido y la UE en materia pesquera y cómo la compartición de recursos limitados, zonas de pesca y mercados han definido, históricamente, las relaciones entre ambos. De hecho, un tercio de las capturas de EUFA proviene de aguas británicas y dos tercios de las exportaciones de pescado del Reino Unido se destinan al mercado europeo.

Precisamente y basándose en estas últimas cifras, Alain Cadec, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, manifestó que la UE podría conceder al Reino Unido acceso al mercado comunitario sin aranceles sobre sus productos pesqueros, si los buques europeos tienen acceso a las aguas británicas. Por su parte, los representantes de Cepesca en la reunión, manifestaron que “para el sector pesquero español, sobre todo para la flota de Gran Sol, parte de la de litoral y la que pesca con licencias de Malvinas, el acceso a las aguas de Reino Unido es fundamental”. 

EUFA representa a las flotas y comunidades costeras más afectadas, especialmente bajo un escenario de Brexit duro, en el que Reino Unido negaría el acceso a sus aguas y las condiciones de acceso al mercado de la UE serían más restrictivas. La mesa redonda debatió sobre diversos temas clave, tales como las vías para alcanzar un acuerdo beneficioso, tanto para la UE como para el sector pesquero británico o la interdependencia en el comercio de pescado entre la UE y Reino Unido.

 

Por parte de Cepesca, participaron el acto Iván López, presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Bacalao (AGARBA), y Jesús Lourido, delegado de Flota de Puerto de Celeiro OPP-77, ambos miembros de la junta directiva de la patronal.

El grupo socialista de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo tampoco comparte es establecimiento de un TAC (Total Admisible de Capturas) como una fórmula eficaz para gestionar la pesquería del pez espada del Mediterráneo, ya que, a su juicio, puede servir para encubrir capturas ilegales realizadas por redes de enmalle a la deriva y, coincidiendo así con el criterio de Cepesca (Confederación Española de Pesca).

Así lo ha manifestado la eurodiputada socialista Clara Aguilera en la propuesta presentada en el Parlamento Europeo sobre esta pesquería y respaldando la demanda de Cepesca de que el reparto de las cuotas de 7.410 toneladas entre los estados miembros de la Unión Europea, tome como referencia las capturas históricas de 2015, dado que los datos de años anteriores podrían incluir capturas ilegales efectuadas con redes de enmalle a la deriva.

La Comisión de Pesca, además del pez espada, también ha tratado otros asuntos importantes para la flota española, tales como las relaciones entre la UE y Marruecos, tras la sentencia del Tribunal de Justicia sobre el Acuerdo comercial entre ambas partes, así como los transbordos en el mar. Respecto a este último asunto, varios eurodiputados españoles, tales Gabriel Mato (Partido Popular Europeo), Izaskun Bilbao (Alianza de los Liberales y Demócratas para Europa) y la propia Clara Aguilera, han demandado la prohibición de los transbordos para todos los miembros de ICCAT, tal como ya aplica la UE para su flota, y con el objetivo de evitar la pesca ilegal de pez espada, túnidos y tiburones por parte de determinadas flotas asiáticas.

Reuniones con eurodiputados

En la reunión de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo estuvo presente una delegación del sector pesquero español, formada por Margarita Pérez, directora general de Pesca de la Junta de Andalucía, Pedro Maza, vicepresidente de Cepesca, Pedro Hernández, de la Cooperativa de Pescadores de Carboneras (Carbopesca), y Javier Garat, secretario general de Cepesca.  La delegación aprovecho para mantener diversas reuniones con eurodiputados españoles.

Así, trasladaron a Gabriel Mato, ponente del informe del PE sobre la propuesta de Reglamento de medidas técnicas, los problemas a los que se pueden enfrentar los pescadores del Estrecho de Gibraltar, de salir adelante una propuesta de la Comisión Europea para incluir el voraz en la prohibición de descartes de este año. Sobre este particular, el sector, la Junta de Andalucía y el Gobierno español mantienen que debería permitirse la excepción por alta supervivencia, de tal manera, que, si los buques pescaran algún voraz de talla inferior a 33 cm, éstos pudieran ser devueltos al mar vivos.

Relaciones UE-Marruecos

Por último, en la Comisión de Pesca se ha llevado a cabo un intercambio de puntos de vista sobre las relaciones con Marruecos, tras la sentencia del Tribunal de Justicia sobre el Acuerdo comercial (agrícola y pesquero) entre la UE y el Reino de Marruecos. La Comisión Europea ha manifestado que la sentencia no invalida, en ningún caso, el protocolo de pesca entre la UE y Marruecos. Asimismo, la Comisión considera que este protocolo respeta el derecho internacional, se ciñe a especies excedentarias y en rendimiento máximo sostenible y prevé una cláusula para que las poblaciones locales resulten beneficiadas por el apoyo sectorial previsto en el acuerdo.

 

Sábado, 14 Enero 2017 21:59

El Brexit que viene

El Brexit y las incertidumbres en torno a él empiezan a planear sobre las cabezas de los pescadores españoles. De hecho, fue uno de los asuntos prioritarios del encuentro, a alto nivel, que mantuvieron, el pasado doce de enero, la Confederación Española de Pesca (Cepesca) y la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI) para analizar 2017 y los principales temas a los que habrá de enfrentarse el sector pesquero y, en particular, los barcos gallegos (palangreros de superficie, arrastreros congeladores y bacaladeros) que faenan en Gran Sol y en las Malvinas.

Son múltiples los interrogantes que se abren con el Brexit, y todo dependerá de los distintos escenarios en los que llegue a materializarse la desvinculación del Reino Unido de la Unión Europea. Pero aspectos como el acceso a las aguas del Reino Unido, los desplazamientos que van a sufrir nuestros barcos para poder capturar las cuotas que dejen de capturar en aguas británicas, la afección a las exportaciones de pescado o la situación de la flota que opera en las Malvinas, empiezan a dibujarse en el horizonte.

Por ello, ambas organizaciones estuvieron de acuerdo en que el sector pesquero debe ser considerado vital por el grupo de trabajo interministerial para el Brexit que lidera la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Asimismo, coincidieron en solicitar que la pesca no se utilice como moneda de cambio en el proceso.

En la reunión, en la que participaron el secretario general de Cepesca, Javier Garat, el presidente de ARVI, Javier Touza, y los gerentes adjuntos de la cooperativa gallega, Hugo González y Edelmiro Ulloa, también se analizaron distintos aspectos que afectan a la flota gallega, tales como la necesidad de hacer más competitiva a la de larga distancia, frente a la de otros países que ejercen una competencia desleal por tener costes de explotación muy inferiores. Igualmente, se comentó el veto al transporte marítimo de tiburones, tras la presión de determinadas ONG en Hong Kong, la aplicación de la obligación de desembarques (prohibición de descartes) o la problemática que causa escasez de titulados náuticos pesqueros dispuestos a embarcarse

La reunión también sirvió para hacer un repaso de los proyectos de I+D+i actualmente en desarrollo en el sector pesquero, así como para cotejar opiniones en ámbitos como la bioeconomía o la protección medioambiental. Sobre este último punto, ambas asociaciones han evaluado los logros de su colaboración con BirdLife International para mitigar las capturas accidentales de aves marinas en el desarrollo de la actividad pesquera, así como posibles proyectos de colaboración en el futuro.

 

Tras dos días de compleja negociación, el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE alcanzó en la madrugada del 13 de diciembre un acuerdo sobre el reglamento relativo a los Totales Admisibles de Captura (TAC) y las cuotas de cara a 2017 para las principales poblaciones comerciales de peces en el Atlántico, el Mar del Norte y las pesquerías internacionales en las que participan los buques europeos.

En base al acuerdo, la flota europea podrá capturar más bacalao, merluza, bacaladilla, solla, carbonero y caballa en 2017, pero menos arenque y eglefino. Para el arenque, los TAC de las diferentes zonas pesca suman 430.224 Tm, con una reducción interanual del 6,34 % interanual. El total de TAC para 2017 para el eglefino, incluidas las capturas en aguas noruegas, se ha visto reducido un 33,16 % interanual con 48.126 T.

El TAC total de bacalao, también incluidas las capturas en aguas noruegas, se sitúa en 102.354 Tn, lo que supone un aumento del 7,45% anual. En el caso del carbonero, el TAC para 2017 se eleva un 49,77 % hasta las 61.838 T. El TAC de solla crece un 2,18 % hasta 154.903 T y la bacaladilla registra el mayor incremento con 657.467 T en 2017 (220.494 T en aguas noruegas) frente a las 237.571 T de 2016.

La flota europea también podrá capturar 505.438 T de caballa en 2017, un 13,89 % más. Y para la merluza, la UE ha fijado un TAC de 119.765 T para 2017, un 10,09 %.

Con el acuerdo España ha resultado más beneficiada de lo esperado en ciertas especies y penalizada en otras. A pesar de la inquietud previa al Consejo a la vista de las drásticas reducciones propuestas por la CE, finalmente y gracias a la buena labor realizada por Isabel García Tejerina y su equipo en el MAPAMA, la Confederación Española de Pesca (CEPESCA) hace un balance positivo.

Sábado, 26 Noviembre 2016 12:01

20ª Reunión Extraordinaria de ICCAT

La ciudad portuguesa de Vilamoura acogió, del 14 y 21 de noviembre, la 20ª reunión extraordinaria de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún (ICCAT), responsable de la conservación de los túnidos y especies afines en el océano Atlántico y el Mediterráneo.

El pez espada del Mediterráneo centró la atención de la reunión, especie para la que ICCAT decidió fijar para 2017 un TAC de 10.500 tn, en contra de la opinión del sector, y convocar un grupo de trabajo para establecer un esquema de asignación entre las partes contratantes en febrero del año que viene.

La Confederación Española de Pesca (CEPESCA), que manifestó su oposición a la fijación de un TAC  en la reunión de la Subcomisión 4 de ICCAT, mostró su preocupación por las consecuencias negativas que para la flota de palangre de superficie puede generar la aplicación de este plan. “Una flota -señaló Javier Garat, secretario general de Cepesca- que, además de haber sufrido muchísimo con el plan de recuperación del atún rojo, ha cambiado su patrón de explotación para evitar la captura de juveniles, pescando a mayor profundidad”.

La patronal entiende, además, que el hecho de que no se haya repartido la cuota genera incertidumbre, sobre todo teniendo en cuenta que algunas partes contratantes capturan esta especie haciendo uso de prácticas ilegales y artes prohibidas, como las redes de enmalle a la deriva.

Por otra parte, Cepesca celebró la aplicación de las medidas para gestionar mejor la pesca de tintorera (tiburón azul) y lamentó que no se incrementaran las cuotas de atún rojo y atún blanco.

Una gestión pesquera óptima aumentaría la biomasa relativa en 619 millones de Tm y permitiría incrementar las capturas en 16 millones de Tm, lo que se traduce en poder proveer de proteínas a 500 millones más de habitantes del planeta.

La previsión se recogen en el estudio Global Fisheries Prospects under contrasting management regimes, publicado el pasado marzo en "Proceeding of the National Academy of Sciences" y el cual se suma a la multitud de publicaciones científicas del biólogo marino y profesor de Ciencia Pesquera en la Universidad de Washington, Ray Hilborn.

Recientemente reconocido con el International Fisheries Science Prize que otorga por el World Council of Fisheries Societies, Hilborn visita esta semana España y, antes de participar en la III Conferencia ARVI, ha mantenido un encuentro con los medios de comunicación en la sede del Instituto Social de la Marina (ISC) en Madrid a invitación de la Confederación Española de Pesca (CEPESCA).

Creador de cfood, una red de colaboración entre científicos, medios de comunicación y público en general sobre temas de tanta relevancia como la reducción de los stocks pesqueros, la gestión de las pesquerías y su impacto en el medio ambiente, Hilborn arrancó su presentación señalando la necesidad de cambiar la visión sobre los recursos pesqueros y, frente a las visiones catastrofistas, considerarlos como fuente de alimento renovable que contribuya al bienestar humano.

A partir de esa visión y apoyándose en datos procedentes del estudio de más de 4.500 pesquerías de todo el mundo, el autor de obras como Overfishing: what everyone needs to know o The Ecological Detective: confronting models with data, abogó por el avance en la gestión eficiente de la pesca frente a otras aproximaciones que se apoyan en mitos que en la práctica ocultan objetivos más interesados de lo que aparentan.

Tras años de conversaciones, el sector pesquero español ha logrado un avance importante para reducir la siniestralidad en el desempeño de su actividad, considerada por la FAO como la más peligrosa del mundo.

El pasado 10 de mayo, la Confederación Española de Pesca (CEPESCA) rubricó el primer acuerdo de su historia en materia de prevención de riesgos laborales y salud laboral. La sede del Instituto Social de la Marina(ISM) acogió la firma del acuerdo, que se ha establecido con la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO (FSC-CCOO), Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo de UGT (SCM-UGT) y Federación Galega de Alimentación, Mar y Transporte – CIG (FGAMT-CIG).

Se trata de un acuerdo histórico que, como afirma el secretario general de CEPESCA, Javier Garat, "tiene el principal objetivo de informar y formar a empresas y trabajadores para evitar que en el futuro haya siniestros que, desgraciadamente, seguimos teniendo".

La protección, formación, divulgación y promoción de la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras que desarrollan su actividad en el sector pesquero son, por tanto, los objetivos prioritarios y para alcanzarlos el acuerdo contempla la creación de una Comisión Específica de la Pesca para la Prevención de Riesgos Laborales y la Salud Laboral, cuyas disposiciones tendrán naturaleza de buenas prácticas y recomendaciones técnicas preventivas.

Frente a los 6.593 accidentes registrados en el sector en 2016 la cifra se situó en 6.884 en 2014, lo que significa que se mantiene estable. No obstante, la mortalidad por cada 100.000 trabajadores ha pasado del 40,2% al 91,4%. 

Las principales asociaciones de rederas, mariscadoras y tituladas náutico pesqueras gallegas han mostrado su interés en sumarse a la Federación Española de Mujeres de la Pesca (FEMUPESCA), proyecto coordinado por la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), en colaboración con la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Las mujeres juegan un papel determinante en la actividad pesquera en Galicia en distintas actividades, tales como el marisqueo, la elaboración y reparación de redes o las industrias auxiliares (más del 80%), sin olvidar su participación y contribución como armadoras, técnicas u otros perfiles de gestión. De ahí que, según Cepesca, su apoyo sea definitivo para la creación de esta federación de ámbito nacional, cuyo objetivo será reconocer y apoyar el trabajo que desarrollan las 5.000 mujeres que diariamente desempeñan actividades directamente relacionadas con la actividad pesquera y representan el primer eslabón de toda una cadena (pesca, acuicultura, transformación y comercialización), en la que trabajan un total de 44.000 en nuestro país.