Domingo, 26 Marzo 2017 15:12

Brexit destruiría 6.100 empleos y 600 buques de la pesca europea

Autor 

El sector pesquero europeo empieza a organizarse de cara a la negociación del Brexit y esta semana ha nacido la EUFA, una alianza de organizaciones nacionales pesqueras de los nueve países más afectados por el Brexit, y de la que forma parte España a través de la Confederación Española de Pesca, Cepesca. La nueva alianza se ha presentado durante una mesa redonda celebrada en Bruselas bajo el título: Salvaguardar el acceso a las aguas del Reino Unido: qué significa el Brexit para la flota y el empleo de la Unión Europea” y que fue dirigida por el eurodiputado Alain Cadec, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo. 

Pues bien, la nueva alianza ya ha comenzado a medir el posible impacto del Brexit y durante esta mesa redonda expuso que en un escenario “duro”, el sector pesquero europeo podría perder 6.100 puestos de trabajo y una reducción de la flota del 15% (500-600 buques). 

La alianza, básicamente, cree que el Brexit puede tener severas consecuencias en la industria pesquera europea, así como en las comunidades pesqueras y pescadores de la Unión, por lo que exigen incluir la pesca en el mandato de negociación del Consejo a la Comisión Europea. Así lo expuso, durante la reunión, Gerard van Balsfoort, portavoz de la industria pesquera europea, quien añadió que “ya hemos ofrecido nuestro apoyo a los negociadores de la UE para asegurarnos de que nuestras preocupaciones son bien entendidas y, en particular, que cualquier acuerdo de salida garantice el acceso mutuo a las zonas de pesca tradicionales, preserve la actual distribución de TAC y cuotas y establezca un marco de gestión responsable a largo plazo".

A lo largo de la mesa redonda se expresó que es esencial que la UE y Reino Unido definan un acuerdo post-Brexit a largo plazo que beneficie a todos, tanto a la industria europea como a la británica, y garantice la sostenibilidad de las poblaciones pesqueras. El acto sirvió también para repasar los lazos existentes entre Reino Unido y la UE en materia pesquera y cómo la compartición de recursos limitados, zonas de pesca y mercados han definido, históricamente, las relaciones entre ambos. De hecho, un tercio de las capturas de EUFA proviene de aguas británicas y dos tercios de las exportaciones de pescado del Reino Unido se destinan al mercado europeo.

Precisamente y basándose en estas últimas cifras, Alain Cadec, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, manifestó que la UE podría conceder al Reino Unido acceso al mercado comunitario sin aranceles sobre sus productos pesqueros, si los buques europeos tienen acceso a las aguas británicas. Por su parte, los representantes de Cepesca en la reunión, manifestaron que “para el sector pesquero español, sobre todo para la flota de Gran Sol, parte de la de litoral y la que pesca con licencias de Malvinas, el acceso a las aguas de Reino Unido es fundamental”. 

EUFA representa a las flotas y comunidades costeras más afectadas, especialmente bajo un escenario de Brexit duro, en el que Reino Unido negaría el acceso a sus aguas y las condiciones de acceso al mercado de la UE serían más restrictivas. La mesa redonda debatió sobre diversos temas clave, tales como las vías para alcanzar un acuerdo beneficioso, tanto para la UE como para el sector pesquero británico o la interdependencia en el comercio de pescado entre la UE y Reino Unido.

 

Por parte de Cepesca, participaron el acto Iván López, presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Bacalao (AGARBA), y Jesús Lourido, delegado de Flota de Puerto de Celeiro OPP-77, ambos miembros de la junta directiva de la patronal.

Última modificación: Domingo, 26 Marzo 2017 15:18
Eugenio Sanz

Director de BdiComunicación

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional en el gabinete de prensa de la CEOE para trabajar posteriormente en la Agencia EFE como redactor de economía.

En 1985 se incorpora al Grupo Recoletos, dentro de la publicación Actualidad Económica y en el área de macroeconomía. En 1988 se suma al equipo de la agencia española Comunicación Empresarial, empresa de la que se convierte en socio y se responsabiliza de la apertura de la agencia en Barcelona en 1992. Posteriormente, en 1996, es fichado por la agencia multinacional Weber Shandwick, dentro de la cual crea un área de trabajo en torno a las nuevas tecnologías, siendo nombrado vicepresidente europeo de clientes TI de esta organización. En 1999 funda la agencia bdiComunicación.