Miércoles, 08 Agosto 2018 10:14

La pesca salvaje tiene un bajo impacto ambiental

Autora 

Un estudio de la universidad de Washington, difundido por CEPESCA, ha desvelado que la actividad pesquera tiene un menor índice de impacto ambiental que la ganadería o la acuicultura. El estudio ha analizado 148 alimentos durante 10 años con cuatro indicadores básicos del impacto medioambiental: la huella de carbono, la energía consumida, la emisión de sustancias que contribuyen a la lluvia ácida y la emisión proveniente del aporte de diferentes nutrientes y fertilizantes.

En cuanto a la huella de carbono, el estudio refleja que 40 gramos de proteínas provenientes del pescado blanco y pelágicos -especies que viven cerca de la superficie- tienen una huella de carbono inferior a un kilo, frente a los 20 provenientes de la misma cantidad de proteínas de la industria cárnica y la acuicultura.

En los otros tres indicadores, la investigación demuestra que el pescado blanco y la acuicultura de moluscos tienen los menores impactos ambientales, frente a los mariscos y el salmón de piscifactoría, que obtienen los mayores impactos. De hecho, en el caso de la energía consumida para la producción de los alimentos, la investigación determina que la de productos pesqueros proveniente de pequeños pelágicos obtiene un valor medio de 0,94 MJ, frente a los 75,6 MJ que requiere la producción de la acuicultura del bagre (conocido comúnmente como pez gato).

Última modificación: Martes, 14 Agosto 2018 13:12